lunes, 18 de diciembre de 2017

EXPOSICIÓN "ÁNGELES PERSONALES: CAMINOS DE LUZ"


ÁNGELES PERSONALES

Sombra y LUZ, alegría y oscuridad, dolor y gozo;  integran el proceso  “CONÓCETE A TI MISMO”  y este proyecto expositivo.
Idealismo y  entusiasmo en 2012, al empezar los talleres  “CONÓCETE A TI MISMO”  en las Bibliotecas Públicas de Madrid y Segovia,  que cristalizan en las exposiciones colectivas  “LOS TALENTOS OCULTOS - 2014” de Madrid y Segovia,  mostrando  el proceso de crecimiento personal a través del arte.
El proyecto madura con talleres y exposiciones entre 2015 y 2017 haciéndose más ambicioso: plantea el reto de trabajar con los Ángeles Personales y elevar el nivel artístico.
Resistencias, abandonos, decepciones, estar a punto de tirar la toalla…y mis Ángeles Personales impulsándome a seguir contra toda lógica.
He transitado un camino de sombras, áspero y escarpado,  una noche oscura del alma, que culmina en esta exposición. A vosotros, espectadores,  corresponde responder a la pregunta ¿Ha merecido la pena?

María Luisa Villanueva
Analista de Psicología Profunda
Imparte los talleres gratuitos  “Conócete a ti mismo”  en las Bibliotecas Públicas de Madrid y Segovia
Coordina el proyecto expositivo “Ángeles Personales”
 EXPOSICIÓN ÁNGELES PERSONALES: CAMINOS DE LUZ

Un diálogo personal con nuestros ángeles. Eso es lo que encierra cada una de las obras de esta exposición. Un diálogo que utiliza el lenguaje del arte con la intención de transcender y dotar de significado nuestras propias vidas; que busca bucear en nuestras psiques y sacar luces y sombras para iniciar el camino del crecimiento personal, un camino que irremediablemente nos invita a adentrarnos en la esencia y a despojarnos de todo lo superfluo para llegar a la chispa primigenia de la vida misma.

Para adentrarnos en ese viaje a las entrañas de los arquetipos utilizamos el mapa de la Cábala y su Árbol de la Vida, un árbol invertido, cuyas raíces se hunden en el Cielo y cuyos frutos se recogen en la Tierra. Cada uno de nosotros tiene tres Ángeles Personales – físico, emocional y mental - asignados  al nacer.  Son portadores de los 72 Nombres que manifiestan improntas del poder divino; cuyas letras son los moldes metafísicos de la Creación.

A través de la meditación en los nombres de nuestros Ángeles Personales conseguimos vislumbrar aspectos de nuestro Ser que permanecen ocultos en el ruido del día a día y asomarnos a las puertas de Tiféret, el umbral que nos acerca a la realidad divina. Y gracias al Arte conseguimos plasmar esa visión de divinidad y ese deseo de fusión con el universo que empujó a un antepasado nuestro hace 30.000 años a tallar una Venus en un asta de ciervo. Porque el Arte, despojado del afán de consumismo del que se ha disfrazado en las últimas décadas, es el vehículo que utilizamos para hablar con los dioses.

María Gamallo